Largo y espinoso camino para la conferencia de Oriente Medio

AddThis

Por Ramesh Jaura
IDN-InDepth NewsAnalysis

BERLIN (IDN) - Un velo de silencio y sigilo ha cubierto el destino de una conferencia sobre el establecimiento en Oriente  Medio de una zona libre de armas nucleares y otras armas de destrucción masiva durante 2012, desde que la ONU anunciara el 14 de octubre de 2011 que Finlandia sería el anfitrión. El velo se va levantando lentamente ahora por el "muro de silencio" en Israel, donde la activista antinuclear Sharon Dolev está persistentemente tratando de romperlo - con bastante éxito.

Fuentes bien informadas en Berlín, Londres y Helsinki están convencidas de que la conferencia se llevará finalmente a cabo - del 14 de diciembre al 16 con el avezado diplomático y político finlandés Jaakko Laajava como facilitador. Sin embargo, casi nadie parece estar particularmente entusiasmado al respecto.

De hecho, según Kate Hudson, Secretaria General de la Campaña de Desarme Nuclear (CDN) y destacada activista pacifista y anti-nuclear "muchos verán esta propuesta como una utopía". Y agrega: "Por supuesto, hay importantes obstáculos que superar antes para que esta conferencia pueda tener éxito, pero sin duda, la mayor amenaza para la región sería el fracaso."

En un informe sobre los obstáculos para la Reunión del Comité Preparatorio del Tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares, a principios de mayo de 2012 en Viena, Laajava dijo que aunque él había llevado a cabo más de 100 reuniones - tanto dentro como fuera de la región - aún tenía que lograr un acuerdo de todos los estados interesados en la participación.

"Las noticia de que Laajava declaraba la situación sin novedades fue recibida con otra ronda de revoleo de miradas y dedos acusadores: Los que probablemente estarán al margen son Israel e Irán, con un gran signo de interrogación sobre la participación de Siria", escribió Martin B. Malin en el Boletín de Científicos Atómicos.

Pero Malin - quien es el director ejecutivo del proyecto sobre el manejo del átomo en el Centro Belfer para la Ciencia y Asuntos Internacionales en la Escuela Kennedy de gobernanza, de Harvard - es sin embargo optimista que Israel pueda llegar a ver las negociaciones con sus vecinos como la opción menos desagradable para establecer reglas para limitar la posesión de Armas de Destrucción Masiva (ADM) en toda la región, pudiendo con el tiempo poner sus propias capacidades en la mesa de negociaciones.

"Hablar de una zona libre de ADM permitiría a Israel prolongar su monopolio de armas nucleares con la menor cantidad de desafíos para un período transitorio, mientras que negocia los términos de una transición hacia una zona libre de armas nucleares y armas de destrucción masiva en Medio Oriente. También podría utilizar un foro de control de armas regionales para plantear sus preocupaciones sobre la proliferación en otras partes de la región", asevera Malin.

En su opinión, Irán también tiene importantes intereses de seguridad en la búsqueda de una zona libre de ADM. Debido a que Teherán tiene un interés estratégico a largo plazo en la desnuclearización de Israel, y aunque "podría parecer odioso a los líderes de Irán, las negociaciones directas con Israel en materia de seguridad regional y la prohibición de armas de destrucción masiva son la única manera de lograr eso."

La agencia de noticias Fars anunció que el facilitador Laajava ha pedido formalmente a Irán participar en la conferencia prevista. Él hizo la petición el 10 de septiembre de 2012 durante una reunión en Teherán con el vicecanciller iraní Mehdi Akhoundzadeh.

Mientras las fechas previstas se van acercando rápidamente, el facilitador de la conferencia y organizaciones de la sociedad civil se enfrenta a la enorme tarea de persuadir a los participantes claves que, como dice Hudson, las zonas libres de armas nucleares (ZLAN) son formas altamente exitosas de mantener la seguridad colectiva en gran parte del mundo. En la actualidad, 115 Estados y 18 territorios pertenecen a otros cinco tratados regionales, que cubren la mayor parte de la superficie terrestre, incluyendo casi todo el hemisferio sur.

Irán fue el primero

El establecimiento de una zona libre de armas de destrucción masiva en Medio Oriente fue propuesto por primera vez en 1974 por Irán, que está ahora siendo condenado al ostracismo por su supuesto programa de desarrollo nuclear. Egipto extendió la propuesta en 1990 para incluir otras armas de destrucción masiva (ADM), lo que refleja la preocupación en torno a la guerra química y biológica en la región. Una resolución para el logro de una zona libre de ADM fue adoptada en el 1995 en el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNPN).

Quince años más tarde, la Conferencia de Revisión del TNPN de 2010 identificó cinco pasos necesarios para alcanzar el objetivo de establecer una zona libre de ADM en Medio Oriente, incluida la convocatoria de una conferencia regional en 2012 y el nombramiento de un facilitador.

"Si no hay avances en el establecimiento de una zona libre de ADM, de hecho, los riesgos seguirán siendo más altos en cualquier conflicto potencial. Y los riesgos son siempre un costo humano", advierte Hudson del CND.

Hudson señala acertadamente que las ZLAN son mecanismos fundamentales para abordar precisamente estas inseguridades y escaladas posteriores. El Tratado de Tlatelolco (América del Sur) incluyó dos miembros del tratado, Argentina y Brasil, que compiten al contar ambos con grandes industrias de energía nuclear y con capacidad de desarrollar armas nucleares. El tratado generó el marco de confianza y una norma para la no proliferación que desactivó la posible necesidad percibida y la búsqueda de sistemas de armas nucleares.

Expresando la preocupación general, el Ministerio de Relaciones Exteriores egipcio dijo en un documento presentado en mayo de 2012 al comité de planificación de la Conferencia de Revisión  del TNP en 2015, que la Liga Árabe considera la conferencia en Finlandia como una encrucijada importante con respecto a sus políticas nucleares, y cree que si las medidas realistas y prácticas en pro del desarme de armas de destrucción masiva no pueden ser acordadas, a continuación, la proliferación nuclear se convertirá en una peligrosa realidad en toda la región. La comunidad internacional debe hacer todo lo posible para evitar esto.

Hay una necesidad urgente de un debate abierto sobre los problemas de seguridad y la capacidad armamentista, que serán vitales para el éxito de una zona libre de armas de destrucción masiva en Medio Oriente, y que comienza con la apertura de vías de comunicación, que son los ladrillos necesarios para construir la paz y la seguridad genuina.

Esto es lo que ha estado haciendo Dolev con un puñado de activistas bajo el ala de Greenpeace y en colaboración, entre otros, de la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN).

Ante la incertidumbre sobre la participación de Israel en la conferencia, la evolución del Tratado de Tlatelolco, de hecho, puede servir como un modelo a seguir para la conferencia sobre Oriente Medio en Finlandia, sugiere Dolev durante una visita a Berlín.

En efecto, no se descarta que al igual que la Argentina, en primer lugar Israel (e Irán) se mantengan alejados de firmar cualquier acuerdo. Pero la conferencia podría desencadenar cooperaciones y negociaciones únicas que serían esenciales en el establecimiento de una zona libre de ADM y sería positivo para las relaciones interregionales.

"Y si bien los estados pueden ser cautos en su enfoque, si creen que esto puede ser un marco importante para la coexistencia pacífica luego, por supuesto, deberían apoyarlo. Tal precaución debe poco a poco transformarse en confianza, a través de medidas de verificación firmes y transparentes, así como mecanismos coercitivos para su cumplimiento", dice Hudson.

Llamar las cosas por su nombre

Xanthe Hall, el defensor del desarme nuclear en la filial alemana del premio Nobel Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear (PNIPGN), dice que Alemania como socio cercano de Israel debe hacer todo lo posible para convencer a Tel Aviv a participar con seriedad en la conferencia propuesta.

Para ello es necesario decir abiertamente que Israel posee armas nucleares y se aferra a las ideas de la Guerra Fría y justifica estos como disuasión.

"Mientras que el mundo entero está constantemente discutiendo con Israel y su capacidad nuclear, dentro de Israel, la ambigüedad está viva, y el" problema "se ha convertido en un tabú", dice Dolev en un 'Encuentro con la prensa' organizado por PNIPGN Alemania, y agregó: "Si nosotros, como sociedad pensamos en la cuestión nuclear, pensamos a las armas nucleares iraníes, las que todavía no se han convertido en una realidad. Si se debate sobre el tema de las armas nucleares en Medio Oriente, de inmediato se apunta a Irán (que a diferencia de Israel es un firmante del TNP). "

Dolev describe la situación actual: "Al igual que el jorobado que no ve su joroba, no vemos, oímos o pensamos acerca de nuestras propias armas, ni tampoco cuestionamos su necesidad más allá de decir de vez en cuando que siempre podemos atacar a Irán con armas nucleares. Incluso entonces, lo decimos sin tener en cuenta el hecho de que Israel es un estado nuclear.

Aunque los israelíes están abiertos al debate, no sólo tienden a considerar tabú la cuestión nuclear, sino también como un tema sobre es difícil expresar opiniones disidentes. En consecuencia, la mayoría de la gente acepta que sólo los mejores y más altos líderes políticos y militares pueden ejercer ese derecho, y sólo en foros cerrados.

"Cualquier información relevante en raramente disponible en hebreo, la información en Inglés es abundante pero difícil de analizar", dice el periodista Pierre Klochendler. "La ausencia de debate deriva también del hecho de que, desde la creación de su propio programa nuclear a finales de 1950, Israel oficialmente ha tenido una política de" ambigüedad y la postura oficial es "no ser el primer país en introducir armas nucleares en la región".

La ambigüedad por lo tanto significa que la comunidad internacional debería seguir ignorando Dimona, que se cree que es el centro del programa nuclear israelí, y centrarse exclusivamente en Natanz, al parecer el centro neurálgico del programa nuclear iraní.

Funcionarios del gobierno israelí alaban la "ambigüedad", ya que mejora la seguridad de Israel, casi tanto como las armas de destrucción masiva. Suponiendo que esta política es necesaria, los activistas antinucleares proponen un debate que respete las restricciones de no exponer la capacidad nuclear de Israel. Tal discusión sería reforzar el carácter democrático de la sociedad.

"Todavía es posible, incluso obligatorio, sostener discusiones serias acerca de la necesidad de las armas nucleares, el peligro que representan a nivel regional y mundial, y las diversas posibilidades para el desarme", dice Dolev.

El sentido de la creatividad que impregna las actividades de Dolev y sus apoyos se refleja también en la visita de cuatro sobrevivientes de la masacre de la bomba nuclear de Hiroshima (la Hibakusha) a Israel y sus reuniones con amplios sectores de la sociedad, incluidos los supervivientes del holocausto. Dichas reuniones se refirieron a la naturaleza catastrófica de arsenal nuclear.

Las acciones de Dolev son guiadas por la convicción subyacente de que "la práctica de Israel de esconderse en el búnker de la ambigüedad se percibe como una amenaza y no como un gesto de no violencia o de no amenaza".

Por otro lado, un movimiento anti-nuclear en Israel que pudiera traer la cuestión de la política nuclear del país a la atención de los medios de comunicación nacional y mundial revelaría una sociedad más abierta, un Israel con el que se puede hablar y, por otra parte, un Israel con una sociedad democrática que no es monolítica, donde existen diferentes opiniones, y pueden ser expresadas, sostiene Dolev. [IDN InDepthNews - 17 de octubre de 2012]

Foto: Acción antinuclear israelí | Crédito: ICAN

 

 

Search