UN PASO MÁS HACIA LA PROHIBICIÓN MUNDIAL DE LOS ENSAYOS NUCLEARESCLEARES

AddThis

Por Eva Weiler

IDN-InDepth NewsReport

 

BERLÍN (IDN) – A pesar de los muchos obstáculos aún por sortear, el mundo ha avanzado un paso más hacia la entrada en vigor de un acuerdo mundial que prohíba todas las explosiones nucleares en cualquier parte, por quien sea. La Comisión Preparatoria para la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (CTBTO en inglés) anunció el 20 de septiembre de 2011 que Guinea se ha convertido en el estado número 155 en ratificar el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares  (CTBT en inglés).

 

Apesar de ser un país pobre, Guinea posee abundantes recursos naturales, incluyendo un 25 por ciento, o más, de las reservas mundiales conocidas de bauxita. Este país de África Occidental, con una población de alrededor de 10 millones, también posee diamantes, oro y otros metales.

 

El país tiene un gran potencial para generar energía hidroeléctrica. Bauxita y alúmina son actualmente las mayores exportaciones. Cuenta también con plantas procesadoras de cerveza, zumos, gaseosas y tabaco. La agricultura emplea al 80 por ciento de la fuerza laboral nacional. Bajo el gobierno francés, y en los comienzos de su independencia, Guinea fue un importante exportador de platanos, piñas, café, maní y aceite de palma.

 

Tibor Tóth, el secretario ejecutivo de CTBTO, celebró la ratificación como “un paso que consolida más el compromiso de África para terminar con los ensayos nucleares, y actúa como una poderoso faro para el resto del mundo”.

 

El trasfondo de esta afirmación es que el Tratado Africano de Zona Libre de Armas Nucleares (ANWFZ en inglés) fue establecido junto con la entrada en vigor del Tratado de Pelindaba el 15 de julio de 2009. El tratado lleva el nombre de Pelindaba, el principal Centro de Investigación Atómica de Sudáfrica, administrado por la Corporación de Energía Atómica del Sudáfrica. En este lugar, a unos 33 kilometros al este de Pretoria, se desarrollaron, construyeron y almacenaron  las armas atómicas en la década de 1970.

 

El CTBTO con base en Viena ha lanzado la campaña “¡Ciérrale la puerta a los ensayos nucleares!” Arguye: “Hoy en día es difícil imaginar con qué frecuencia se han llevaban a a cabo los ensayos nucleares en los años 50’, 60’, 70’, 80’. Más de 2.000 bombas nucleares fueron detonadas alrededor del mundo, contaminando la tierra y el aire, y afectando a la población en todas partes."

 

“En 1996, el Tratado para la Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares puso el freno a esta locura. Pero hasta que todos los países del mundo ratifiquen el Tratado, la amenaza de nuevos ensayos nucleares y de una nueva carrera armamentista se teje sobre todos nosotros”.

 

De acuerdo con el CTBTO, la adhesión al CTBT es casi universal, con 182 Estados que ha firmado el Tratado a la fecha; y 155 de ellos, incluyendo el estado africano occidental de Guinea, lo han ratificado. En África, sólo dos países faltan por firmar el CTBT – Mauricio y Somalia- y 11 países están pendientes de ratificarlo: Angola, Chad, Islas Comoras, República de Congo, Egipto, Guinea Ecuatorial, Gambia, Guinea Bissau, Sao Tome, y Príncipe, Suazilandia y Zimbabue.

 

“Entre estos, la ratificación de Egipto es obligatoria para que el Tratado entre en vigor. La ratificación de otros ocho países poseedores de tecnología nuclear es también pendiente y necesaria para la entrada en vigor: China, Corea del Norte, India, Indonesia, Irán, Israel, Pakistán y los Estados Unidos”, declaró CTBTO.

 

“Se está creando un Sistema de Monitoreo Internacional (IMS en inglés) para asegurar que no haya explosión nuclear alguna sin detectar. Hay más de 280 instalaciones en 85 países, incluyendo 30 en 22 estados africanos. La información registrada por el IMS es también utilizada para mitigar desastres naturales, tales como el monitoreo de terremotos, alertas de tsunamis, y el tráfico de los niveles de dispersión de la radioactividad por accidentes nucleares”, el CTBTO declaró. En 1999, no existían estaciones certificadas o instalaciones del IMS.

 

Tratado Africano de Zona Libre de Armas Nucleares

 

ANWEZ incluye el territorio continental africano, las islas que son miembro de la Unión Africana (AU en inglés), y todas las islas consideradas por su predecesor, la Organización de la Unión Africana (OAU en inglés) en su resolución para ser parte de África. “Territorio” significa la tierra, aguas internas, mar territorial y aguas de archipiélago, y el espacio aéreo sobre ellos, así como el fondo del mar y su respectivo subsuelo.

 

El Tratado Africano de Zona Libre de Armas Nucleares abarca el continente africano entero, así como también las siguientes islas: Agalega, Bassas da India, Islas Canarias, Cabo Verde, Cargados Carajos Shoals, Archipiélago Chagos – Diego Garcia, Comoras, Isla Europa, Juan de Nova, Madagascar, Mauricio, Mayotte, Prince Edward & Marinon, São Tomé y Príncipe, Réunion, Rodrigues, Seychelles, Tromelin, Zanzibar y Pemba.

 

Esta lista no hace mención a la isla del medio del océano de Santa Helena, a 1.900 kilómetros del sudeste de Angola y sus dependencias tales como la Isla de Ascensión, Tristan da Cunha, o Bouvet ubicada a 2.500 kilómetros sudoeste de Cape Town, o Crozet a 2.350 kilómetros al sur de Madagascar, Kerguelen, o Île Amsterdam y Ïle Saint-Paul, que son las únicas del Hemisferio Sur que no están en ninguna Zona Libre de Armas Nucleares.

 

El Tratado Africano de Zona Libre de Armas Nucleares prohíbe la investigación, desarrollo, producción, almacenamiento, adquisición, ensayo, posesión, control o estacionamiento de artefactos explosivos nucleares en los territorio partes del Tratado, así como el vertido de residuos radiactivos en la región africana por los miembros del Tratado.

 

El Tratado también prohíbe cualquier ataque contra instalaciones nucleares en la zona por los miembros del Tratado y les exige que mantengan los máximos estándares de protección física del material nuclear, de sus instalaciones y equipos, que sólo pueden ser usados con fines pacíficos.

 

La búsqueda de un África libre de armas nucleares comenzó cuando,en su primera Cumbre de El Cairo en julio de 1964, la OAU declaró formalmente su apoyo a un Tratado que asegurara la desnuclearización africana  El Tratado estaba listo para la firma el 11 de abril de 1996 en El Cairo, Egipto.

 

El CTBT celebró el pasado 29 de agosto de 2011 el veinte aniversario del cierre del polígono para ensayos de armas nucleares de Semipalatinsk en Kazakstán. La fecha de su cierre en 1991 fue elegida por coincidir con el primer ensayo nuclear en en polígono que llevó a cabo la desaparecida Unión Soviética en 1949.

 

Entre los años 1945 y 1996, cuando el Tratado por la Prohibición Completa de Ensayos Nucleares fuera abierto a ser firmado, se llevaron a cao más de 2000 ensayos nucleares principalmente por los Estados Unidos y la Unión Soviética, seguidos por el Reino Unido, Francia y China. Tres países han realizado ensayos nucleares desde 1996: India, Pakistán y Corea del Norte.

 

La importancia de la entrada en vigor del Tratado, largamente demorada, fue reafirmado en mayo de 2010 durante la Conferencia de Revisión  del Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (NPT en inglés) y se incluyó en el plan de acción acordado. El régimen de verificación del Tratado ha probado ser un valioso instrumento para la cooperación internacional, ha dicho el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, agregando: “Confio plenamente en su habilidad de establecerse en el futuro como un medio independiente, confiable y sostenible para la verificación –y por ende, disuasión –, de cualquier violación de las provisiones del Tratado”. [IDN-InDepthNews – 20 de septiembre de 2011]

 

2011 IDN-InDepthNews | Analysis That Matters

Síguenos en Twitter y Facebook:

http://twitter.com/InDepthNews
http://www.facebook.com/pages/IDN-InDepthNews/207395499271390?sk=wall

 

Search