Señales de paz desde los sitios marcados por las huellas nucleares de Estados Unidos

AddThis

Por Ramesh Jaura

IDN-InDepth NewsAnalysis

 

BERLÍN (IDN) – La historia se está forjando en dos sitios donde los Estados Unidos dejaron unas huellas nucleares indelebles que hoy nos envían nuevas señales: el Atolón Bikini en el Archipiélago Marshall y la legendaria ciudad japonesa de Hiroshima.


El Comité del Patrimonio Mundial de la Humanidad, reunido en Brasilia entre el  25 de julio y el 3 de agosto, incluyó al Atolón Bikini del Archipiélago Marshall en la Lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO, la agencia de la ONU creada para la conservación del legado humano.

 

El motivo detrás de la decisión de la UNESCO es que tras la Segunda Guerra Mundial, en una acción directamente relacionada con el comienzo de la Guerra Fría, los Estados Unidos decidieron reanudar las pruebas nucleares en el Océano Pacífico, precisamente en el Atolón Bikini. Después de haber desplazado a los habitantes locales, entre los años 1946 y 1958 se levaron a cabo 67 pruebas nucleares incluyendo la explosión de la primera Bomba-H en 1952.

 

El Atolón Bikini ha conservado una prueba directa y tangible altamente significativas para transmitir el poder de las pruebas nucleares, los barcos hundidos en el test de 1946, en el fondo de la laguna, y el gigantesco cráter Bravo, según fuentes de la UNESCO.

 

Equivalentes a 7.000 veces la potencia de la bomba de Hiroshima, las pruebas ocasionaron grandes consecuencias en la geología y en el medio ambiente natural del Atolón Bikini y en la salud de las personas que fueron expuestas a la radiación.

 

“A través de su historia, el atolón simboliza el surgimiento de la era nuclear, a pesar de su paradójica imagen pacífica y paradisíaca. Este es el primer sitio de las Islas Marshall en ser inscripto en la Lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad”, estableció la UNESCO.

 

La história nos enseña que Bikini fue visitado sólo por una decena de barcos antes del establecimiento de la colonia alemana de 1885 en las Islas Marshall. Junto a las demás islas, Bikini fue luego capturada por la Marina del Imperio Japonés en 1914 a comienzos de la Primera Guerra Mundial (1914-1918)0 hasta que la Sociedad de las Naciones entregó a Japón el mandato para administrarlo, en 1920.

 

Los japoneses administraron la isla bajo el Mandato del Pacífico Sur, pero delegándole a los tradicionales líderes locales la conducción de los asuntos locales hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial en 1939. Tras la finalización de este conflicto, en 1945, Bikini estuvo bajo el control de los Estados Unidos por ser parte del Territorio en Fideicomiso de las Islas del Pacífico, hasta la independencia de las Islas Marshall en 1986.

 

GENBAKU DOME

 

A diferencia del Atolón Bikini, Hiroshima no tuvo que esperar tanto para ser incluida en la Lista de Patrimonio de la Humanidad. El Memorial de la Paz de Hiroshima (Genbaku Dome) fue inscripto en 1996 en la Lista “para simbolizar la tragedia que provocó la primera bomba atómica”.

 

Una bomba atómica explotó directamente sobre el edificio llamado Salón de Promoción Industrial de la prefectura de Hiroshima el 6 de agosto de 1945, creando una presión de 35 toneladas por metro cuadrado y alcanzando una velocidad de explosión de 440 metros por segundo. El edificio fue destruido, sólo unas pocas paredes y la estructura de hierro se mantuvieron en pie.

 

Después de la guerra la gente del lugar le dio el nombre de “Genbaku Dome” (Cúpula de la Bomba Atómica) y en 1966 el Gobierno de la Ciudad de Hiroshima decidió preservar el sitio de manera permanente, restaurándose regularmente.

 

Lo sobresaliente de la Ceremonia del Memorial de la Paz de Hiroshima de 2010 –llevada a cabo cada 6 de agosto en el Parque de la Paz de Hiroshima— es que por primera vez funcionarios de 74 países asistieron a la ceremonia.

 

Ha sido también la primera vez que un diplomático norteamericano ha asistido a la Ceremonia de la Paz, con la presencia del Embajador norteamericano en el Japón, John Ross, quien obsequió una corona floral. Esto es visto por muchísimos japoneses como una buena señal. Representantes de estados con armamento nuclear como Francia y Gran Bretaña también asistieron por vez primera.

 

Fue también la primera ocasión en que el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, asistiera a la ceremonia y se pronunciara ante el Memorial de la Paz de Hiroshima.

 

El Secretario General de la ONU estuvo en Hiroshima después de experimentar lo que él describió “un día profundamente emotivo” en Nagasaki, donde paseó por el Museo de la Bomba Atómica y donde se encontró con algunos sobrevivientes. También él dejó una corona floral en el monumento de la zona cero, y luego visitó otro memorial erigido para rendir homenaje a las víctimas coreanas.

 

Tanto en Hiroshima como en Nagasaki, se encontró con hibakusha, las víctimas de los bombardeos. El Secretario General le dijo a los reporteros en Hiroshima que aquellos encuentros “han fortalecido mi determinación para trabajar aún más fuerte” para alcanzar la meta de un mundo libre de armas nucleares.

 

“El sufrimiento ha sido inimaginable; y el coraje y la fortaleza han sido extraordinarios”, describiendo lo inspirador que resultó su dedicación para librar el mundo de estas armas.

 

Han habido algunos compromisos alentadores realizados por las potencias nucleares del mundo, que incluyen el nuevo Tratado Estratégico de Reducción de Armas (START) alcanzado por los Estados Unidos y Rusia, en el cual se comprometieron en acortar sus reservas a un tercio.

 

Hubo también progresos de alto nivel durante la Cumbre de Seguridad Nuclear de Washington y en la conferencia de mayo de 2010 sobre el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares (NPT) llevado a cabo en las Naciones Unidas.

 

“Por sobre todo”, dijo, ha habido un “coro de conciencias que va creciendo desde la sociedad civil”, tales como el movimiento Alcaldes por la Paz que reunió a más de 4.000 alcaldes de todo el mundo, así como representantes de las religiones del mundo, abogados, médicos, ambientalistas, líderes sindicales, mujeres, activistas por los derechos humanos, parlamentarios y otros.

 

Los comentarios de Ban Ki-moon muestran que las Naciones Unidas no sólo comparten las aspiraciones de la juventud sino que también apoyan sus campañas por un mundo libre de armas nucleares. Esto fue señalado en las vísperas de la Ceremonia del Memorial de la Paz de Hiroshima en la Asamblea General de la Juventud por la Paz y en el Festival de la Juventud de Música por la Paz de Asia llevados a cabo el primero de agosto.

 

En respuesta al llamado de Daisaku Ikeda, presidente de Soka Gakkai Internacional (SG) por la abolición nuclear, el ala joven de la organización de todo el Japón –incluyendo Hiroshima, Nagasaki y Okinawa— ha emprendido una campaña de llamamientos reclamando la ratificación de la Convención de las Armas Nucleares (NWC).

 

A través de esta campaña reunieron un total de 2.276.167 firmas que fueron entregadas a las Naciones Unidas en la conferencia sobre Tratado de No Proliferación Nuclear, la cual adoptó unánimemente en el documento final la declaración de la necesidad de prestar adecuada atención a la Convención de Armas Nucleares (NWC).

 

Kenji Shiratsuchi, presidente de Conferencia de Jóvenes por la Paz de Soka Gakkai, que ha liderado una campaña por la abolición nuclear al tiempo que iba recogiendo tesimonios de la gente, dijo a la cumbre de jóvenes de Hiroshima-Nagasaki-Okinawa que una encuesta realizada en seis naciones por la organización concluyó que la mayoría de la gente cree que el mundo sería más seguro sin esas armas destructivas.

 

La encuesta constó de 4,362 entrevistas realizadas a personas jóvenes, adolescentes y hasta los treinta años, en Japón, Corea del Sur, Filipinas, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Gran Bretaña.

 

De acuerdo con las conclusiones, más del 67 por ciento dijo que el uso de armas nucleares no era aceptable bajo ninguna circunstancia, un escaso 17,5 por ciento lo consideró aceptable como último recurso si la supervivencia de un país fuera amenazada, y 6.1 por ciento afirmó que se podrían usar para prevenir el terrorismo internacional o el genocidio. (IDN-InDepthNews/08.08.2010)

 

Copyright © 2010 IDN-InDepthNews | Analysis That Matters

 

Related IDN articles:

http://www.indepthnews.net/area2.php?key=ARMS

 

Search