Cumbre en Washington deja dudas

AddThis

Nuclear Abolition News | IPS
Por Thalif Deen

NUEVA YORK (IPS) - Cuando terminó la muy publicitada Cumbre de Seguridad Nuclear a comienzos de esta semana en Washington, quedaron muchas preguntas en el aire.

¿Llamará Estados Unidos a Israel a declarar su programa de armas atómicas y le pedirá que firme el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP)? ¿Convencerá el gobierno de Barack Obama a India y a Pakistán que se adhieran a ese mismo pacto?

Sobre estos tres países, Estados Unidos logró poco o ningún a avance en la reunión sin precedentes celebrada en Washington, cuyo objetivo principal era discutir medidas para poner bajo resguardo material atómico vulnerable que pueda caer en manos de organizaciones terroristas.

"La cumbre alcanzó acuerdos útiles en asuntos como asegurar dentro de cuatro años todos los materiales nucleares que puedan ser utilizados como explosivos, fortalecer la seguridad en las instalaciones atómicas y reducir el uso y la circulación de uranio altamente enriquecido", sostuvo John Burroughs, del Comité de Abogados sobre Política Nuclear, con sede en Nueva York.

"Pero, ya que en Washington estaban representados 47 gobiernos, la mayoría a través de sus jefes de Estado, se perdió una oportunidad única para comenzar a limpiar por completo el mundo de armas nucleares", añadió.

Como señalaron la mayoría de los informes de prensa, Obama "eludió" las cuestiones referidas al arsenal nuclear de Israel. "No voy a hacer comentarios sobre el programa" atómico israelí, dijo claramente el mandatario cuando fue consultado por periodistas.

"Lo que voy a señalar es el hecho de que sistemáticamente hemos instado a todos los países a convertirse en miembros del TNP. Por tanto, no hay contradicciones aquí", indicó.

"Y por tanto, cuando hablamos sobre Israel u otro país, pensamos que hacerse parte del TNP es importante. Y eso, dicho sea de paso, no es una nueva postura. Ha sido la posición constante del gobierno de Estados Unidos, incluso antes de mi administración", añadió.

El propio primer ministro Benjamín Netanyahu decidió a última hora no asistir a la cumbre por temor a que el plan de desarrollo atómico secreto de su país fuera cuestionado en el encuentro. Pero eso no sucedió.

India, Israel y Pakistán, tres potencias nucleares no declaradas, se niegan a firmar el TNP, como sí lo han hecho las cinco potencias declaradas e integrantes permanentes del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU): China, Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y Rusia.

Está prevista una conferencia de un mes de duración a partir del 3 de mayo en la sede de la ONU para revisar el TNP.

"Como es la posición usual de Estados Unidos, Obama no hizo comentarios sobre las armas atómicas de Israel", dijo Burroughs a IPS.

Lo que tampoco se dijo en la cumbre de Washington fue que lograr que Medio Oriente quede libre de armas atómicas será vital para que la conferencia de mayo termine con un acuerdo, señaló.

Una propuesta ahora seriamente discutida, dijo Burroughs, es que el secretario general de la ONU, Ban ki-moon, convoque una conferencia para lanzar un proceso de desarme específico para esa región.

Consultado sobre el plan nuclear pakistaní, Obama fue suave. "No creo que Pakistán esté jugando con reglas diferentes", señaló. "Creo que hemos sido muy claros con Pakistán, así como con todos los países, de que pensamos que deben integrarse al TNP".

Incluso dijo ver "progresos en los últimos años respecto en los temas de seguridad pakistaníes".

"Creo que es positivo el hecho de que el primer ministro (pakistaní Yousuf Raza) Gilani haya venido aquí, firmado un comunicado y asumido una serie de compromisos que harán más factible que no veamos actividades de proliferación ni tráfico en Pakistán", indicó.

"¿Tenemos más trabajo para hacer? Claro que sí, pero creo que la presencia del primer ministro Gilani fue un paso importante para asegurar que no veremos una crisis atómica en ninguna parte de Asia meridional", añadió el mandatario estadounidense.

En contraste, Obama adoptó una relativamente dura postura contra Corea del Norte y sus ensayos nucleares y contra Irán, acusado de querer fabricar armas atómicas.

Burroughs dijo a IPS que tanto India como Pakistán producían materiales fisibles para fabricar armamento nuclear.

Mientras, el Comité de Abogados sobre Política Nuclear anunció que la sociedad civil aprovechará la reunión de mayo el mes próximo para recordarle a los delegados que todos los países con poder atómico, dentro o fuera del TNP, parecen determinados a mantener su arsenal como elemento disuasivo, y que la visión de un mundo sin estas armas es aún una quimera

(FIN/2010)

 

Search